Vendaje inteligente

Un vendaje inteligente es un apósito para heridas con tecnología adicional para detectar el progreso de la cicatrización de heridas, dispensar medicamentos y cargar datos relacionados con el progreso.

Como parte de la TI para la salud, los vendajes inteligentes podrían ayudar a tratar heridas crónicas e infecciones problemáticas e incluso ayudar a prevenir amputaciones.

Los vendajes inteligentes usan sensores para rastrear la cicatrización de heridas. Los sensores típicos son un sensor de nivel de pH, que mide la acidez, y un sensor térmico, que mide el calor. Los datos recopilados por los sensores se cargan en un dispositivo móvil a través de 5G inalámbrico o Bluetooth. El sistema puede dispensar medicamentos a través de un paquete de hidrogel con un elemento calefactor en la parte posterior. Un microprocesador lee los datos recopilados por los sensores y activa la almohadilla térmica para administrar la medicación según sea necesario.

Los vendajes inteligentes también pueden ayudar durante el cuidado posterior de una herida. Normalmente, una persona tendría que quitarse el vendaje e inspeccionar la herida y los problemas pueden progresar rápidamente si los signos de infección, como cambios en el calor y la acidez, no se notan de inmediato. El vendaje inteligente puede rastrear estos cambios en tiempo real, detectando problemas antes de que se agraven.

Si bien existe entusiasmo en torno a los vendajes inteligentes y sus posibles usos, también existen preocupaciones sobre la seguridad. Algunos críticos temen que los dispositivos puedan ser una puerta de entrada al robo de datos médicos, lo que puede conducir a violaciones de PHI y robo de identidad médica.