Vehículo de combustible alternativo (AFV)

Un vehículo de combustible alternativo (AFV) es un vehículo que funciona sobre sustancias distintos del gas de petróleo convencional y el diésel.

Ejemplos de combustibles alternativos incluir eléctrico, solar, biodiésel, etanol, propano, aire comprimido, hidrógeno, gas natural licuado y petróleo licuado. Los investigadores han descubierto que incluso las algas podrían ser una fuente potencial de combustible alternativo en el futuro. Muchos AFV tienen motores de combustible flexible, lo que significa que pueden funcionar con más de un tipo de combustible. La flexibilidad puede proporcionar una segunda opción si un combustible no está disponible y puede permitir evitar cambios repentinos de precios causados ​​por cambios en los mercados. Los vehículos híbridos también utilizan un sistema de combustible dual: una combinación de baterías eléctricas y gasolina.

Los beneficios de usar AFV incluyen reducciones en esta el costo de combustible, emisiones de carbono e impacto ambiental. Brinda la capacidad de abastecerse de combustible propio, incluso quizás haciendo combustible de lo que de otra manera sería desperdicio. Los vehículos de combustible alternativo se han vuelto cada vez más populares en las últimas dos décadas a medida que los consumidores, los fabricantes de automóviles y los gobiernos se han preocupado más por la conservación de la energía y los efectos ambientales de los combustibles convencionales. Los modelos de automóviles como el Toyota Prius han popularizado el uso de vehículos alternativos o de combustible dual.