Servidor de caché

Un servidor de caché es un servidor o servicio de red dedicado que actúa como un servidor que guarda páginas web u otro contenido de Internet localmente. Al colocar la información solicitada previamente en un almacenamiento temporal o caché, un servidor de caché acelera el acceso a los datos y reduce la demanda del ancho de banda de una empresa. Los servidores de caché también permiten a los usuarios acceder al contenido sin conexión, incluidos archivos multimedia enriquecidos u otros documentos. Un servidor de caché a veces se denomina "motor de caché".

Un servidor de caché casi siempre es también un servidor proxy, que es un servidor que "representa" a los usuarios interceptando sus solicitudes de Internet y administrándolas para los usuarios. Normalmente, esto se debe a que los recursos de la empresa están protegidos por un servidor de seguridad. Ese servidor permite que las solicitudes salientes salgan pero filtra todo el tráfico entrante. Un servidor proxy ayuda a hacer coincidir los mensajes entrantes con las solicitudes salientes. Al hacerlo, también puede almacenar en caché los archivos que se reciben para que cualquier usuario los recupere más tarde. Para el usuario, los servidores proxy y de caché son invisibles; todas las solicitudes de Internet y las respuestas devueltas parecen provenir del lugar indicado en Internet. (El proxy no es del todo invisible; su dirección IP debe especificarse como una opción de configuración para el navegador u otro programa de protocolo).