Ruido rosa

El ruido rosa es energía acústica distribuida uniformemente por octava en todo el espectro de audio (el rango de audición humana, aproximadamente de 20 Hz a 20 kHz). La mayoría de las personas perciben que el ruido rosa tiene una densidad de potencia espectral uniforme: el mismo volumen aparente en todas las frecuencias. En el ruido rosa, la potencia sonora total en cada octava es la misma que la potencia sonora total en la octava inmediatamente superior o inferior. Una octava es una banda cuya frecuencia más alta es exactamente el doble de su frecuencia más baja.

El llamado ruido blanco contiene potencia sonora distribuida uniformemente en términos absolutos. El verdadero ruido blanco suena como si hubiera más agudos que graves porque el oído / la mente humana interpreta el sonido en términos de octavas, no en términos de frecuencia absoluta. Cualquier octava dada representa una banda de frecuencia dos veces más grande, en términos aritméticos, que la que está debajo de ella. Por ejemplo, la octava de 100-200 Hz tiene un ancho de 100 Hz, la siguiente octava (200-400 Hz) tiene un ancho de 200 Hz, la octava superior (400-800 Hz) tiene un ancho de 400 Hz, y así sucesivamente.

El ruido rosa se puede obtener del ruido blanco por medio de un filtro de paso bajo diseñado para que la densidad de potencia espectral de salida (es decir, la potencia de sonido contenida dentro de una banda de frecuencia estrecha de un cierto ancho fijo, como 1 Hz) caiga en 50 por ciento con cada octava a medida que aumenta la frecuencia absoluta. El ruido rosa también se puede generar directamente mediante un sintetizador acústico controlado por computadora.

Los términos "rosa" y "blanco" provienen de la óptica. El color visual rosa tiene una mayor densidad de potencia espectral en las longitudes de onda ópticas más largas (frecuencias más bajas, cerca del extremo rojo del espectro visible) que en las longitudes de onda ópticas más cortas (frecuencias más altas, cerca del extremo violeta del espectro visible). Algunos ingenieros hablan de "ruido marrón", que es similar al ruido rosa, excepto que la densidad de potencia espectral disminuye aún más rápidamente al aumentar la frecuencia.

Un sintetizador acústico puede generar ruido blanco, rosa y marrón para producir efectos de sonido que imitan el surf en una playa, un viento fuerte a través de los árboles, el despegue de un cohete y otros fenómenos. Los ingenieros de audio utilizan el ruido blanco y rosa para probar y ajustar los equipos de grabación y reproducción de sonido.