Registro circular

El registro circular es un método para ahorrar espacio en el disco duro en el proceso de registro transaccional de Microsoft Exchange. Funciona sobrescribiendo archivos de registro individuales para evitar que el registro de transacciones (el conjunto de todos los archivos de registro) se expanda sin límite en el disco duro.

Cuando el registro circular está deshabilitado, cada archivo de registro entra en la base de datos de registro de transacciones y no existe límite en cuanto al tamaño que puede llegar a tener esa base de datos. Sin embargo, cuando el registro circular está habilitado, el registro de transacciones solo puede crecer hasta un megabyte (1 MB) de tamaño. Una vez alcanzado ese límite, el primer archivo de registro se sobrescribe automáticamente para evitar que la base de datos del registro de transacciones crezca más. El término "circular" surge del hecho de que el conjunto de archivos de registro comienza a "rotar" una vez que se alcanza el límite de espacio en disco, algo así como una cola LIFO (último en entrar, primero en salir).

El registro circular se usa comúnmente con la protección de datos nativa de Exchange, porque en ese modo, no se realizan copias de seguridad, por lo que no es necesario un registro de transacciones detallado. El registro circular está deshabilitado de forma predeterminada en Exchange 2010. Esto se debe a que, si se ha habilitado el registro circular y la base de datos se daña o se ve comprometida, no se puede recuperar por completo si los datos se agregaron más recientemente que cuando se creó la última copia de seguridad completa .

El registro circular es un artefacto de las versiones antiguas de Exchange que se lanzaron cuando los discos duros eran mucho más pequeños de lo que son hoy. Los discos duros contemporáneos tienen espacio más que suficiente para ejecutar Echoing con el registro circular desactivado. La única razón para habilitarlo sería cuando un disco duro esté casi lleno.