Prueba de tortura

Una prueba de tortura es una evaluación de la capacidad de un artículo para soportar condiciones extremas. Estas pruebas pueden ser realizadas por fabricantes de productos, revisores e incluso usuarios finales. Por lo general, una prueba de tortura somete el artículo en cuestión a una serie de pruebas severas que superan con creces cualquier cosa que probablemente encontraría en el uso en el mundo real.

Las pruebas de tortura para computadoras generalmente obligan a su CPU a funcionar al 100% de su capacidad durante un período prolongado de tiempo, para evaluar qué tan bien están funcionando la CPU, el sistema de enfriamiento y la fuente de alimentación. Una de las pruebas de tortura para computadoras más conocidas es Prime95, un programa diseñado para encontrar números primos de Mersenne. Algunos productos de evaluación comparativa, como Sandra de SiSoftware, también incluyen un modo de prueba de tortura.

En la década de 1950, los relojes Timex fueron sometidos a una variedad de ingeniosas pruebas de tortura; la publicidad de la compañía mostraba Timexes pegados a una garra de langosta gigante, girando en una aspiradora y sujetados al bate de Mickey Mantle, entre otras cosas.