Problema de un plátano

El problema de un solo plátano es un problema que se resuelve fácilmente.

Según el New Hacker's Dictionary, el término se originó en la era del mainframe. Según se informa, los programadores y expertos en hardware afirmaron que los trabajos de los sysops (operadores del sistema) podrían ser realizados por monos entrenados. En consecuencia, a los monos se les pagaría en plátanos. 

En IBM, surgió un sistema conceptual para clasificar los problemas, según su dificultad, como problemas de uno, dos o tres plátanos. Más allá del límite de tres bananos, se consideró aconsejable solicitar asistencia al fabricante. 

Los sistemas alternativos en otros entornos incluyeron uvas como cambio. En International Computers Limited (ICL), cinco uvas equivalían a un plátano y el límite superior para las tareas internas era de tres plátanos más cierto número de uvas.