Precio de equilibrio

Un precio de equilibrio, también conocido como precio de compensación del mercado, es el costo al consumidor asignado a algún producto o servicio de manera que oferta y demanda son iguales o casi iguales. El fabricante o vendedor puede vender todas las unidades que quiera mover y el cliente puede acceder a todas las unidades que quiera comprar.

Precio dinamico busca encontrar precios de equilibrio en respuesta a los cambios del mercado, ajustando los precios sobre la marcha en respuesta a las fluctuaciones de la oferta y la demanda. Otros modelos, como precio basado en valor, busque capitalizar las cualidades intangibles o emplee diversas tácticas para manipular la demanda y lograr un margen de beneficio más alto que el calculado que se puede realizar a través de precios basados ​​en costos.

Los precios de equilibrio tienden a permanecer estables, pero los eventos que afectan la oferta y la demanda también afectan inevitablemente a los precios. Los aumentos de costos de las materias primas, por ejemplo, pueden significar que un fabricante no puede producir el mismo producto sin aumentar los precios o reducir el margen de beneficio. El resultado puede ser que el fabricante produzca menos unidades y cobre un precio más alto. Menos consumidores pueden comprar al precio más alto pero, como hay menos unidades disponibles, se puede alcanzar un precio de equilibrio.