Objetivo de punto de recuperación (RPO)

El objetivo de punto de recuperación (RPO) es la antigüedad de los archivos que deben recuperarse del almacenamiento de respaldo para que se reanuden las operaciones normales si una computadora, sistema o red falla como resultado de una falla de hardware, programa o comunicaciones. El RPO se expresa hacia atrás en el tiempo (es decir, hacia el pasado) desde el instante en el que ocurre la falla, y puede especificarse en segundos, minutos, horas o días. Es una consideración importante en la planificación de recuperación ante desastres (DRP).

Una vez que se ha definido el RPO para una computadora, sistema o red determinados, determina la frecuencia mínima con la que se deben realizar las copias de seguridad. Esto, junto con el objetivo de tiempo de recuperación (RTO), ayuda a los administradores a elegir tecnologías y procedimientos óptimos de recuperación ante desastres. Por ejemplo, si el RPO es de una hora, las copias de seguridad deben realizarse al menos una vez por hora. En este caso, los discos duros externos redundantes pueden resultar la mejor solución de recuperación ante desastres. Si el RPO es de cinco días (120 horas), las copias de seguridad deben realizarse a intervalos de 120 horas o menos. En esa situación, una cinta o un disco compacto grabable (CD-R) pueden ser adecuados.