Netflix continúa el fracaso cinematográfico «Crónicas del Inframundo» como serie «Shadowhunters»

netflix-logo.png

¿Quién de vosotros se acuerda todavía de la sobrecandidata película de fantasía "Crónicas del Inframundo - Ciudad de Huesos" de 2013? Probablemente sólo unos pocos, porque la película fracasó tanto con el público como con la crítica. Los malos resultados de taquilla también hicieron que las secuelas previstas quedaran en suspenso. Sin embargo, pronto surgieron rumores de una secuela como serie de televisión. Mientras que el resultado, llamado "Shadowhunters", se emitirá en Estados Unidos en la cadena de televisión ABC, Netflix distribuirá en exclusiva la serie en Alemania. Para los aficionados a la fantasía, el comienzo de 2016 será, pues, sumamente interesante entre "Las crónicas de Shannara" y "Shadowhunters".

Los actores principales de la película, Lilly Collins ("Mirror, Mirror") y Jamie Campbell Bower ("Camelot"), sin embargo, no volverán a sus papeles. Sin embargo, la serie de televisión también se basa en las novelas de la serie "Las Crónicas del Inframundo" o en la original "Los Instrumentos Mortales" de la autora Cassandra Clare. En el contexto de las historias, los Shadowhunters son personas con sangre angelical que se alzan en armas contra los demonios. Entre ellos se encuentra la protagonista de 18 años, Clary (Katherine McNamera), que debe rescatar a su madre de las garras de oscuros villanos. La ayuda el más experimentado Shadowhunter Jace (Dominic Sherwood), que tiene la testosterona necesaria para hacer que los corazones femeninos de las adolescentes latan más rápido.

Para los no iniciados, esto suena como una mezcla de Supernatural y Crepúsculo. A partir de entonces, se publicará un nuevo episodio de la serie cada semana. La primera temporada constará de 13 episodios.

Soy fan de las series de fantasía de este tipo, pero en este caso, a diferencia de "Las crónicas de Shannara", no conozco el libro ni la película. El primer material promocional y la descripción me suenan demasiado a formato adolescente, pero eso no siempre tiene que ser un mal presagio, como ya me han enseñado "Buffy" y "Ángel". Así que probablemente también le echaré un vistazo a "Shadowhunters".