Monopolio

Un monopolio es el dominio de un mercado específico por una sola empresa. Los monopolios pueden resultar de la falta de empresas competidoras en un mercado determinado o de un número limitado de empresas que sean competidores fuertes. Estas condiciones pueden surgir de forma natural, pero a veces son el resultado de prácticas comerciales agresivas, cuestionables y potencialmente ilegales, incluido el espionaje industrial y las ventas clandestinas. 

Los monopolios pueden existir en la realidad o en la práctica. Esta última situación surge cuando existen condiciones en las que una sola empresa controla un canal de suministro a pesar de la existencia de competencia. Los monopolios efectivos a menudo se mencionan en el contexto de compras y adquisiciones y son específicos de una empresa.

Una situación de monopolio efectivo puede surgir para un comprador de varias maneras:

  • La propiedad intelectual puede evitar que otros proveedores satisfagan una necesidad.
  • Los clientes pueden especificar las fuentes como parte de los requisitos.
  • Los costes en los que se incurre al cambiar de proveedor pueden resultar prohibitivos.
  • Podría haber una falta de soluciones técnicamente aceptables entre los competidores.
  • Las políticas de la empresa pueden crear barreras para las empresas internas o los proveedores internacionales.

Cuando una sola empresa tiene un monopolio u otros factores impiden la competencia libre y abierta, se produce una distorsión del mercado. Distorsionar el modelo normal de oferta y demanda a través del monopolio puede eliminar la competencia e inflar los precios. La distorsión del mercado genera dificultades tanto para los consumidores como para las empresas del sector privado que siguen procesos comerciales estándar y éticos.