Modo Pretty Please

El modo Pretty Please es una función agregada para requerir el uso de "por favor" y "gracias" en los comandos de voz para el Asistente de Google como se usa en dispositivos Android y Google Home.

Este modo convierte la interfaz normal basada en comandos en una que involucra solicitudes civiles. La función se comercializó como una forma de fomentar el desarrollo de modales en los usuarios más jóvenes para que el uso de asistentes digitales, que carecen de emoción, no obstaculice su desarrollo social y su capacidad para interactuar con las personas.

Las personas con niños de la primera generación que crecieron con asistentes digitales notaron que sus hijos tendían a volverse mandones, groseros y exigentes. El modo Pretty Please está diseñado para mitigar los efectos negativos sobre la socialización de los niños que usan mucho los asistentes virtuales. Google ofrece la función como un medio para revertir el efecto negativo que los dispositivos tienen en la civilidad. Algunos usuarios habilitan la función para fomentar la cortesía en ellos mismos o en todo el hogar.

El modo Pretty Please requiere un dispositivo Android para niños. Los padres también deben obtener la aplicación de control parental Family Link de Google Play o App Store (el control parental está disponible a través de Android e iOS). Cada niño requiere una cuenta, por la cual se carga una pequeña tarifa a una tarjeta de crédito para verificar el propietario de la cuenta de Google. Google dice que las tarifas se donan a una organización de protección infantil.

Si bien quedan por verse los efectos a largo plazo de la función, algunos críticos de la función argumentan que debería ser responsabilidad de los padres explicar la diferencia entre dominar la tecnología y solicitar la ayuda de otros seres autónomos.