Modelado descriptivo

El modelado descriptivo es un proceso matemático que describe eventos del mundo real y las relaciones entre los factores responsables de ellos. Las organizaciones impulsadas por los consumidores utilizan el proceso para ayudarlos a orientar sus esfuerzos de marketing y publicidad.

En el modelado descriptivo, los grupos de clientes se agrupan de acuerdo con la demografía, el comportamiento de compra, los intereses expresados ​​y otros factores descriptivos. Las estadísticas pueden identificar dónde los grupos de clientes comparten similitudes y dónde difieren. Los clientes más activos reciben una atención especial porque ofrecen el mayor ROI (retorno de la inversión).

Los principales aspectos del modelado descriptivo incluyen:

  • Segmentación de clientes: divide una base de clientes en grupos con diversos impactos en el marketing y el servicio.
  • Segmentación basada en el valor: identifica y cuantifica el valor de un cliente para la organización.
  • Segmentación basada en el comportamiento: analiza el uso de productos del cliente y los patrones de compra.
  • Segmentación basada en necesidades: identifica formas de capitalizar los motivos que impulsan el comportamiento del cliente.

El modelado descriptivo puede ayudar a una organización a comprender a sus clientes, pero el modelado predictivo es necesario para facilitar los resultados deseados. Tanto el modelado descriptivo como el predictivo constituyen elementos clave de la minería de datos y la minería web.