Logotipos

Los logotipos sirven para representar una organización o empresa determinada a través de una imagen visual que se puede entender y reconocer fácilmente. Un logotipo generalmente incluye símbolos, texto estilizado o ambos. Los logotipos suelen ser creados por un artista gráfico en consulta con una empresa y expertos en marketing.

Existen tres categorías de logotipos y, a menudo, se utilizan en combinación. Estas tres categorías son:

  • Ideogramas: imágenes de forma libre que pueden ser completamente abstractas.
  • Pictogramas: imágenes simbólicas y representativas.
  • Logotipos: representaciones textuales simples, como las iniciales de una empresa.

Como parte clave de la identidad de una organización, un logotipo debe intentar comunicar la esencia de la marca de una empresa o lo que representa la organización. Esto hace que el diseño de logotipos sea un trabajo fundamental para un diseñador gráfico y, a menudo, es un proceso creativo que requiere mucha investigación y consulta. Para las organizaciones internacionales, se deben considerar las diferencias culturales en el simbolismo o las asociaciones de colores.

Un logotipo no pretende explicar o vender directamente una empresa. En cambio, su único propósito es identificar a la empresa de una manera que sea memorable y familiar. Por ejemplo, Apple usa una manzana mordida como logo. La manzana mordida no explica lo que la empresa hace o vende de ninguna manera, pero es distintivo y reconocible.

Un logotipo está destinado a ser a largo plazo, ya que está destinado a familiarizarse con los clientes y promover la lealtad a la marca. Como resultado, los logotipos generalmente no se rediseñan con mucha frecuencia.