Fondo indexado

Un fondo indexado es un tipo de colección de fondos mutuos que sigue la tendencia de un valor o índice de mercado determinado, que representa varios sectores de un mercado y ofrece una exposición integral a varios mercados.

Los fondos indexados aumentan y disminuyen su valor en relación con el índice de mercado que rastrean. Ejemplos de índices de mercado incluyen Russell 2000, Dow Jones Industrial Average y Standard and Poor 500 (S&P 500). Estos índices se negocian en las principales bolsas de valores y representan el 20% del capital social de los activos de fondos mutuos en los Estados Unidos a partir de 2014.

Los fondos indexados se ofrecieron al público después de que numerosas publicaciones financieras señalaron que el rendimiento de los fondos mutuos, que consisten en acciones seleccionadas, no cumplió con los promedios del mercado. Antes de los fondos indexados, los inversores en fondos mutuos no tenían la opción de invertir simplemente en el promedio de un mercado. Dado que el rendimiento se basa en las tendencias medias del mercado, los fondos indexados se consideran un tipo de inversión pasiva. La diversidad de fondos requiere una gestión menos activa, lo que provoca una disminución en los gastos de los inversores, ya que se gasta menos en administradores de fondos, analistas e investigadores para ayudar en el proceso de selección de valores. La simplicidad y el menor costo se consideran ventajas significativas, especialmente para aquellos que son nuevos en la inversión.

El primer fondo indexado fue puesto a disposición por la compañía de fondos mutuos The Vanguard Group en 1974, fundada por John Bogle.