Estación de carga de vehículos eléctricos

Una estación de carga de vehículos eléctricos es un equipo que conecta un vehículo eléctrico (EV) a una fuente de electricidad para recargar autos eléctricos, vehículos eléctricos de vecindario e híbridos enchufables. Algunas estaciones de carga tienen funciones avanzadas como medición inteligente, capacidad celular y conectividad de red, mientras que otras son más básicas.

Las estaciones de carga también se denominan equipos de suministro de vehículos eléctricos (EVSE) y las empresas de servicios eléctricos las proporcionan en los aparcamientos municipales o las empresas privadas en los centros comerciales minoristas. Estas estaciones proporcionan conectores especiales que se ajustan a la variedad de estándares de conectores de carga eléctrica.

Las tarifas por usar EVSE varían desde tarifas planas mensuales o anuales hasta tarifas por kWh o por hora. Las estaciones de carga pueden ser gratuitas y suelen estar subvencionadas por el gobierno local.

Los diferentes tipos de EVSE proporcionan diferentes velocidades de carga. Las estaciones de carga de nivel 1 utilizan un enchufe de corriente alterna (CA) de 120 voltios (V) y requieren un circuito dedicado, que ofrece aproximadamente 5 millas de alcance por cada hora de carga. Las estaciones de nivel 2 se cargan a través de un enchufe de CA de 240 V y requieren la instalación de un equipo de carga público o doméstico. Las estaciones de nivel 2 proporcionan un rango de 10 a 20 millas por cada hora de carga. Los cargadores de nivel 2 son los más comunes y se cargan aproximadamente a la misma velocidad que un sistema doméstico.

Los cargadores de nivel 3 también se conocen como cargadores rápidos de CC. El nivel 3 utiliza un enchufe de corriente continua (CC) de 480 V. Evitan el cargador a bordo y proporcionan electricidad de CC a la batería a través de un puerto de carga especial. Los cargadores rápidos de CC proporcionan hasta 40 millas de alcance por cada 10 minutos de carga, pero no son compatibles con todos los vehículos. Además, algunas estaciones de carga patentadas, como el Tesla Supercharger, están diseñadas para una carga a una velocidad significativamente mayor.

A medida que crece la demanda de estaciones de carga más accesibles al público, existe una mayor necesidad de equipos que admitan una carga más rápida a voltajes y corrientes más altos que actualmente no están disponibles en ESVE residencial. A nivel mundial, la cantidad de redes de vehículos eléctricos está aumentando para proporcionar un sistema de estaciones de carga de acceso público para la recarga de vehículos eléctricos. Los gobiernos, los fabricantes de automóviles y los proveedores de infraestructura de carga han forjado acuerdos para crear estas redes.