Entrega de última milla

La entrega de última milla es un término que se utiliza para el transporte de mercancías desde el centro de distribución más cercano al destino final, como una casa o un negocio. El término se usa comúnmente en los contextos de entrega de alimentos, cadenas de suministro empresarial y transporte para empresas de entrega. El término proviene originalmente de telecomunicaciones, donde la última milla es la conexión del ISP a la ubicación del equipo de las instalaciones del cliente, como el hogar o la oficina de un usuario.

En las empresas de reparto, los centros a lo largo de las rutas de reparto se encuentran en sitios cercanos al punto central de las ubicaciones de reparto habituales. Las entregas entre estos centros normalmente involucran camiones que mueven grandes cantidades de paquetes. Debido a la mayor cantidad de ubicaciones potenciales involucradas, el uso de vehículos grandes no es rentable para la entrega de última milla y en su lugar se utilizan vehículos más pequeños, como camionetas. Sin embargo, también puede ser necesario realizar varios intentos de entrega, lo que puede aumentar aún más los costos y hacer que la entrega de la última milla sea el tramo menos eficiente del proceso de entrega.

Debido a que es la etapa más ineficiente del proceso de entrega, la entrega de última milla a menudo necesita un pensamiento innovador para aumentar la eficiencia. La entrega con drones y la entrega en un automóvil sin conductor son dos enfoques que están probando las organizaciones de transporte. Las empresas también contratan a conductores independientes para las entregas para ahorrar personal y gastos generales. Amazon, un importante impulsor de la innovación en la entrega de última milla, ha sido un desarrollador y uno de los primeros en adoptar estas y otras tecnologías y métodos.