Electrovibración inversa (toque virtual)

La electrovibración inversa, también conocida como toque virtual, es una tecnología de realidad aumentada (AR) que facilita la transmisión electrónica del sentido táctil humano, lo que permite a los usuarios finales percibir las texturas y contornos de objetos remotos. El campo de estudio que involucra el toque virtual se conoce como háptica. 

Disney Research de Pittsburgh, Pensilvania, está desarrollando avances en la electrovibración inversa. El sistema de Disney, llamado REVEL, imparte una señal de bajo nivel, creando un campo eléctrico débil y oscilante alrededor de la piel del usuario. Las variaciones de señal corresponden a variaciones de textura en el objeto distante. Las señales se generan de tal manera que la sensación resultante en los dedos imita la sensación de deslizar los dedos sobre el objeto. No se necesitan guantes ni dispositivos especializados similares a sensores de contrapresión. La tecnología suministra una cantidad tan pequeña de corriente al cuerpo del usuario que no representa ningún riesgo para la salud.

La aplicación más esperada de la electrovibración inversa es aquella que permite a una persona sentir la textura de un objeto distante en la pantalla táctil de una computadora o tableta. La tecnología puede permitir la transmisión de caracteres Braille, así como transmitir la "sensación" de los objetos cotidianos.