Efecto Ringelmann

El efecto Ringelmann es una reducción en la productividad por individuo que tiende a ocurrir a medida que aumenta el número de personas involucradas en un grupo de trabajo. Se podría esperar que un equipo de seis personas pudiera completar tanto trabajo como esa cantidad de personas que trabajan por separado, o incluso más, dado el potencial sinérgico de la colaboración. Sin embargo, paradójicamente, aumentar el tamaño de un grupo puede hacer que todo el grupo sea menos productivo.

Más allá del número óptimo de participantes, la eficiencia de un equipo disminuye a medida que aumenta su tamaño, hasta el punto de que un grupo pequeño puede ser más productivo que uno más grande que trabaja en la misma tarea. Como resultado del efecto Ringelmann, determinar los tamaños apropiados para los grupos de trabajo puede ser un desafío.

Maximilien Ringelmann, un ingeniero agrícola francés, observó por primera vez el fenómeno mientras investigaba la relación entre la eficiencia del desempeño y la productividad del grupo. Ringelmann afirmó que las pérdidas de productividad tenían dos causas principales:

  1. Los individuos se sintieron menos motivados cuando más personas compartieron la responsabilidad de una tarea.
  2. Las ineficiencias surgieron cuando más personas tuvieron que coordinar sus esfuerzos y acciones.

La reducción de la motivación individual, que a menudo se considera el factor principal involucrado, a veces se denomina holgazanería social.