Demografía del cliente

Los datos demográficos de los clientes son categorías de poblaciones de consumidores que son relevantes para los propósitos de una empresa, como el marketing y el diseño de productos. El término también se refiere al estudio de tales categorías en un contexto empresarial.

Los clientes (y clientes potenciales) se pueden clasificar de acuerdo con un número casi infinito de variables. Algunos de los datos demográficos de clientes más comunes para fines comerciales incluyen edad, género, ubicación geográfica, nivel de educación, estado civil, ingresos del hogar, ocupación y pasatiempos. 

La demografía es uno de los elementos clave de la segmentación de clientes. Dirigirse a grupos específicos de clientes permite una asignación más eficiente de los recursos de marketing y aumenta las oportunidades de ventas cruzadas y ascendentes. La práctica también hace posible una interacción más personalizada, mejorando el servicio al cliente y fomentando la fidelización y retención del cliente. Los esfuerzos de marketing dirigidos de manera más apropiada suelen ser más relevantes para las necesidades del cliente y, como resultado, más bienvenidos.

Desde otra perspectiva, una empresa podría estudiar la demografía de los clientes para comprender la composición de algo, por ejemplo, explorar las características de la población en un vecindario en particular o la audiencia de un sitio web. Ese enfoque se utiliza para crear perfiles demográficos de clientes individuales y grupos.