Declaración de derechos de los usuarios de Internet

La declaración de derechos de los usuarios de Internet es una legislación propuesta por Sir Tim Berners-Lee para proteger los derechos de las personas en línea. 

El proyecto de ley propuesto es parte de una campaña llamada Web We Want, que se desarrolló para garantizar que los mismos principios básicos que fomentaron el éxito de la Web continúen ayudándola a alcanzar su potencial como herramienta para el conocimiento, la democracia y la libertad de expresión.

En 1989, Berners-Lee redactó la propuesta que se convertiría en la World Wide Web (WWW). Para su vigésimo quinto aniversario, propuso el desarrollo de una declaración de derechos muy parecida a una Carta Magna de hoy en día.

Los principios clave incluyen:

  • Accesibilidad.
  • Asequibilidad.
  • Intimidad.
  • Libertad de expresión.
  • Plataforma diversa, descentralizada y abierta.
  • Neutralidad de la red tanto para los usuarios como para el contenido.

Berners-Lee enfatiza la necesidad de que los usuarios de Internet sigan su dirección. Exhorta a que, a medida que los gobiernos niegan cada vez más los derechos a la privacidad y la libertad de los usuarios de Internet, deben participar en el debate, la acción y la protesta.

Como Berners-Lee describe su motivación y visión:

"Creo que podemos construir una Web que sea verdaderamente para todos: una que sea accesible para todos, desde cualquier dispositivo, y que nos permita a todos alcanzar nuestra dignidad, derechos y potencial como seres humanos".