Cuatro Ps

Las Cuatro P (producto, precio, promoción y lugar) son cuatro consideraciones conocidas como marketing mix. Es necesario prestar atención a estos cuatro factores para maximizar las posibilidades de que los clientes reconozcan y compren un producto.

Producto: El artículo o servicio que se vende debe satisfacer una necesidad o deseo de los consumidores.

Precio: Un artículo debe venderse al precio correcto para las expectativas del consumidor; ni demasiado bajo ni demasiado alto.

Promoción: El público debe estar informado sobre el producto y sus características para comprender cómo satisface sus necesidades o deseos. 

lugar: La ubicación donde se puede comprar el producto es importante para optimizar las ventas.

El profesor de Harvard Neil Borden formalizó el término marketing mix en su artículo de 1964, "El concepto de marketing mix". Borden explicó que su idea se inspiró en el gerente de marketing James Culliton, quien comparó a los comercializadores exitosos con los chefs profesionales. La analogía de Culliton era que los grandes chefs, como los comercializadores exitosos, elaboran una receta, pero siempre están dispuestos a experimentar con nuevos ingredientes y hacer cambios sobre la marcha en respuesta a las condiciones del mercado y la demanda de los clientes. Según Borden, algunas de las fuerzas que pueden alterar una combinación de marketing incluyen la motivación del consumidor para comprar, el panorama competitivo y las regulaciones gubernamentales.