Conversión piloto

Una conversión piloto es un método de migración de hardware o software que implica desplegar el nuevo sistema a un pequeño grupo de usuarios para que lo prueben y evalúen.

Durante la implementación piloto, los usuarios del grupo de prueba pueden proporcionar comentarios valiosos sobre el sistema para que la implementación final a todos los usuarios sea más sencilla. Una vez que el grupo de prueba ha aprobado el sistema, se puede implementar en toda la organización. Luego, los evaluadores pueden ayudar a capacitar a otros empleados para el nuevo sistema.

Por otro lado, el grupo de prueba podría determinar que el sistema no es una opción viable para la organización.

Las alternativas a las conversiones piloto incluyen:

  • Adopción de Big Bang, que implica la implementación completa y simultánea del nuevo sistema en toda la organización.
  • Adopción por fases, que implica la implementación gradual del nuevo sistema.
  • Adopción paralela, que implica la ejecución simultánea de sistemas nuevos y antiguos hasta que la implementación del nuevo sistema se considere completa y exitosa.