Conducta economica

La economía del comportamiento es el estudio de la toma de decisiones económicas por parte de individuos e instituciones.

La economía del comportamiento estudia las elecciones de los consumidores, los eventos del mercado y la psicología humana para ayudar a comprender sus decisiones y tratar de elaborar modelos económicos más precisos. La economía del comportamiento intenta unir los campos de la psicología del comportamiento y la economía.

Antes de la economía del comportamiento, las predicciones económicas se basaban en una supuesta capacidad del consumidor medio para tomar decisiones racionales. El modelo de elección racional asumió que las decisiones de los consumidores eran racionales, planificadas y tomadas para su propio bienestar. Este modelo giraba en torno al concepto creado de homo economicus: seres humanos motivados por el interés propio, eligiendo entre opciones en situaciones de escasez.

Las primeras revelaciones de la economía del comportamiento revelaron tendencias completamente diferentes en el comportamiento del consumidor, mostrando cuán defectuosas eran las suposiciones de los modelos de elección racional. Los consumidores a menudo no están seguros de lo que quieren, por ejemplo, y toman decisiones que no les benefician a largo plazo. Con frecuencia, los consumidores no saben lo que querrán en el futuro.

La economía del comportamiento ha revelado que la imprevisibilidad de los consumidores mantendrá casi con certeza un mercado impredecible. El campo de estudio es criticado por no producir modelos más predictivos y por utilizar métodos de encuesta y experimentación que no son favorecidos en la economía tradicional. El supuesto fundamental del egoísmo en la economía del comportamiento ha sido cuestionado por la investigación que inspiró el nuevo concepto de homo reciprocanos: los seres humanos como actores cooperativos y colaborativos que trabajan para mejorar su entorno compartido.