Captura y reutilización de carbono (CCR)

La captura y reutilización de carbono (CCR, también visto a veces como captura y utilización de carbono o CCU) es la recolección de dióxido de carbono (CO2) de un punto de fuente de alto rendimiento o del medio ambiente y la reutilización del carbono que se captura en ese proceso.

El dióxido de carbono es el mayor contribuyente al efecto invernadero, tanto por su prevalencia en el medio ambiente como por su interacción con el metano. Desde que comenzó la era industrial en la década de 1750, la concentración de CO2 ha aumentado en un 40 por ciento. La captura de carbono se está considerando como un medio para reducir la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera y mitigar el calentamiento global.

El dióxido de carbono puede capturarse en la fuente de un CO2 de alto rendimiento, como chimeneas de humo en varias industrias y plantas de energía a base de carbono. El CO2 también se puede eliminar del aire en cualquier parte del medio ambiente con tecnologías de captura directa de aire (DAC). Muy a menudo, estos métodos se basan en la captura y almacenamiento de carbono (CAC), que implica el almacenamiento a largo plazo (secuestro) de CO2 en su forma gaseosa o como carbono en sí, después de separar el oxígeno del CO2.

Sin embargo, el carbono recolectado también se puede utilizar para crear nanotubos de carbono o un crudo alternativo bajo en carbono que se puede refinar como combustible. Existen métodos para crear combustibles tanto de metanol como de hidrocarburos. El CO2 también se puede utilizar en la extracción de petróleo, donde se bombea a un depósito subterráneo para presurizarlo. Las fugas son una preocupación en la mayoría de los métodos de almacenamiento y secuestro; en algunas reutilizaciones, como las aplicaciones agrícolas, finalmente se libera CO2 al medio ambiente.

A quienes se oponen a la captura de carbono, ya sea para almacenamiento o reutilización, les preocupa que el uso de la tecnología pueda legitimar la dependencia continua de los combustibles fósiles y provocar más daños al medio ambiente. En cambio, instan a que se realicen más investigaciones sobre las fuentes de energía renovables.