Bloqueo de PIN

El bloqueo de PIN es una medida de autenticación para teléfonos móviles que requiere la introducción de un código de número de identificación personal (PIN) antes de poder utilizar un dispositivo. La mayoría de los usuarios de teléfonos móviles bloquean sus dispositivos con códigos PIN para evitar el uso fraudulento en caso de pérdida o robo del teléfono.

Un teléfono móvil perdido o robado presenta un gran peligro de robo de identidad. Los teléfonos móviles actuales, en particular los teléfonos inteligentes, a menudo almacenan una gran cantidad de información sobre el propietario, incluidos los contactos de correo electrónico, la dirección de residencia del propietario, los números de teléfono de familiares y colegas, asociaciones corporativas, nombres de usuario y contraseñas de redes sociales e información bancaria.

Debido a que muchos trabajadores móviles también acceden a redes corporativas y almacenan datos corporativos en sus teléfonos, un dispositivo perdido o robado también puede poner en riesgo la seguridad de su empresa.

A pesar de las ventajas de bloquear un teléfono con un PIN, una proporción significativa de propietarios de teléfonos móviles no toma esta simple precaución.