Auditoría de software

Una auditoría de software es una revisión interna o externa de un programa de software para verificar su calidad, progreso o cumplimiento de planes, estándares y regulaciones.

Las auditorías de software se pueden realizar por varias razones, que incluyen:

  • Verificación del cumplimiento de las licencias.
  • Monitoreo para aseguramiento de la calidad (QA).
  • Cumplimiento de los estándares de la industria.
  • Cumplir con los requisitos legales.

Para la organización, las auditorías internas pueden ser útiles para mejorar la eficiencia, detectar licencias inactivas que pueden descartarse y encontrar problemas antes de que se conviertan en problemas de licencias o normativos en una revisión de terceros. La revisión de terceros generalmente se enfoca en el software que se usa más allá de los derechos de licencia, y los revisores externos tampoco suelen preocuparse si algunas licencias no se utilizan. Estas diferentes prioridades significan que es recomendable que una organización lleve a cabo revisiones internas antes de las auditorías externas.

Una organización generalmente contrata a revisores y equipos externos para proporcionar una verificación independiente del cumplimiento de un programa de software con los planes de desarrollo, los estándares de la industria, las mejores prácticas y las prácticas legales. Las auditorías de cumplimiento pueden centrarse en el cumplimiento de los estándares IEEE o en el cumplimiento de las normativas legales. Este tipo de enfoque de auditoría es especialmente importante en el caso de software utilizado en infraestructura crítica y recursos clave (CIKR).

Las auditorías de software suelen ser importantes y, en ocasiones, necesarias. Sin embargo, las auditorías pueden ser perjudiciales para el desarrollo de una empresa y pueden generar una presión financiera en un proyecto debido a los costos no presupuestados. Es posible que se requiera que los equipos y la gerencia consulten con los auditores para asegurarse de que el proceso sea completo y preciso. Esta consulta puede reducir el tiempo dedicado al trabajo. Dado que el tiempo es importante, las organizaciones deben abstenerse de exagerar las auditorías y los ejecutivos deben comprender cómo, por qué y cuándo se llevan a cabo las auditorías para poder prepararse mejor para ellas.