Arco eléctrico

Un arco eléctrico es una descarga de plasma visible entre dos electrodos que es causada por gases ionizantes de corriente eléctrica en el aire. Los arcos eléctricos ocurren en la naturaleza en forma de rayos. 

Con el control adecuado, los arcos eléctricos se pueden aprovechar y utilizar industrialmente para soldar, cortar por plasma e incluso ciertos tipos de iluminación, como la iluminación fluorescente, donde un alto voltaje ioniza el gas inerte dentro de un tubo de vidrio; el flujo de corriente a través del gas ionizado libera luz visible. Sin embargo, por cada arco eléctrico aprovechado hay un arco no deseado. Por ejemplo, interruptores eléctricos, disyuntores eléctricos y otros puntos de contacto eléctricos mal instalados (o de mala calidad) son susceptibles a estos arcos no deseados cuando los contactos se abren y cierran.